Select Page

Es cierto que todo cuenta cuando se trata de construir un futuro sostenible para todos y todas, pero estos esfuerzos pueden alcanzar un nivel de influencia mucho mayor si se trabajan entre ciudadanos/as, gobiernos, empresarios/as y todos los actores de la sociedad. En algunos sectores como el agrícola o manufacturero es difícil encontrar ejemplos de estrategias transversales, pero, por suerte, cuando hablamos de movilidad sostenible podemos conocer algunos casos.

¡Y qué mejor ejemplo que la bici!

La bici como alternativa

Datos del IDEAM indican que en Colombia el 12,5% de las emisiones de gases de efecto invernadero son responsabilidad del sector del transporte debido a la gran cantidad de combustibles fósiles que se consumen para su funcionamiento.

Como ya advirtió el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, el planeta debe reducir por completo sus emisiones de dióxido de carbono antes del 2050 si queremos cumplir con el objetivo de mantener el aumento de la temperatura promedio del planeta debajo de los 1,5°C.

En ese orden de ideas, es necesario encontrar alternativas de movilidad que no generen altos niveles de emisiones de carbono, pero al mismo tiempo sean accesibles y prácticas. Aunque ya empiezan a tener gran participación en el mercado vehículos eléctricos e híbridos, estos siguen siendo de poco alcance para la mayoría de personas.

Ante esta situación, la bicicleta se ha posicionado como una de las mejores alternativas de movilidad sostenible dentro de las ciudades, no solo por sus efectos en el ambiente, sino también por los beneficios que trae a la salud.

Distintos actores sociales reconocen sus beneficios. El primero de estos son las Naciones Unidas, entidad que en 2018 proclamó el 3 de junio como el Día Mundial de la Bicicleta con el objetivo de que todos los estados miembros adelanten estrategias para mejorar la seguridad vial y promover el uso de este medio de transporte por “la singularidad, la longevidad y la versatilidad de la bicicleta, que lleva en uso dos siglos, y que constituye un medio de transporte sostenible, sencillo, asequible, fiable, limpio y ecológico que contribuye a la gestión ambiental y beneficia la salud”.

Pero… ¿En realidad hay un beneficio directo?

Además de representar una alternativa de movilidad sostenible, reemplazar los medios de transporte tradicional por el uso de la bicicleta tendrá un efecto positivo en tu calidad de vida.

Con tan solo 10 minutos de actividad física al día, tendrás grandes beneficios para tu sistema respiratorio y cardiovascular, reducirás el riesgo de infarto y te ayudará a regular tus niveles de colesterol, entre otros. Un artículo de la JAMA Internal Medicine sostiene que en los Estados Unidos se podrían evitar aproximadamente 110.000 muertes al año si los adultos mayores de 40 años incluyeran en su rutina 10 minutos de ejercicio diarios.

La movilidad sostenible no es un esfuerzo individual

Como te comentamos arriba, el uso de la bicicleta como alternativa de movilidad sostenible no es un esfuerzo que solo estén haciendo los ciudadanos y ciudadanas. La celebración del Día Mundial de la Bicicleta por parte de las Naciones Unidas es prueba de esto, pero también lo son todas las grandes ciudades del mundo que están haciendo cambios significativos en su infraestructura para que la bicicleta sea una opción viable para realizar desplazamientos sin depender de los combustibles fósiles.

Según el Índice Global de Ciudades de Bicicletas, Utrecht, en Holanda, ocupa el primer lugar como la ciudad en la que más se está trabajando por impulsar el uso de la ‘bici’ con condiciones que permitan el bienestar de los ciudadanos y ciudadanos. 

Por ejemplo, las calles que fueron diseñadas para la circulación de carros se modificaron para priorizar las bicicletas y se están construyendo nuevos puentes, canales y parqueaderos para que la seguridad no sea un inconveniente. Unas de las variables que más pesan en el estudio son el número de muertes de ciclistas al año o las cifras de robos.

El ranking continúa con las ciudades de Münster (Alemania), Antwerp (Bélgica), Copenhague (Dinamarca) y Amsterdam (Holanda). La primera de latinoamérica en aparecer es Santiago de Chile en el puesto 58 mientras que Bogotá y Cali son las únicas ciudades colombianas que aparecen con los puestos 81 y 82 respectivamente.

Pero esto no habla de un panorama negativo. Al contrario, muestra que en el país ya se están generando cambios desde los entes gubernamentales para que la movilidad sostenible tenga lugar. El Observatorio de Desarrollo Económico de Bogotá informó que actualmente el 11% de los ciudadanos y ciudadanas se movilizan en bicicleta. Además, la ciudad cuenta con 635 kilómetros de carriles exclusivos para los ciclistas.

Si la ‘bici’ no es parte de rutina aún, te invitamos a que aproveches la excusa del Día Mundial de la Bicicleta y empieces a planear cómo serían tus viajes diarios si dejaras de movilizarte en vehículos que generan emisiones de carbono.

En cambio, si ya eres de los que vive “sobre dos ruedas”, comparte esta información con tus familiares y amigos y amigas para que sean más personas las que conozcan los beneficios personales, comunitarios y planetarios de utilizar una movilidad sostenible.

Desde el proyecto Camino Hacia Carbono Neutral, financiado por UK Pact y liderado por las organizaciones OpEPA y Climate Reality América Latina en alianza con la Procuraduría General de la Nación, se busca construir lazos y así conectar a las instituciones y a la sociedad civil con alternativas y soluciones frente a la crisis climática

Durante su gestión, el proyecto ha participado activamente para entablar conversaciones con gobernantes, ciudadanía, sector privado y periodistas, con el objetivo de brindarles herramientas que permitan incluir la descarbonización como parte de los planes y narrativas adelantadas, y así construir comunidades resilientes a la crisis. 

Si deseas conocer más sobre el proyecto y las alternativas que puedes tomar frente al cambio climático y la preservación del medio ambiente, ingresa a nuestro sitio web y explora las acciones que cuentan con un alto potencial de éxito en la mitigación de la crisis. 

¡Conócenos! 

Y no olvides seguirnos en nuestros perfiles de Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn y YouTube, para mantenerte al tanto de todo lo que ocurre en Colombia y el mundo en torno a la descarbonización