Select Page

Este 1 de junio el Senado de Colombia aprobó en cuarto debate el proyecto de ley que busca prohibir en todo el territorio nacional la fabricación, importación, exportación, comercialización y distribución de plásticos de un solo uso.

El proyecto fue aprobado por unanimidad y estipula que para el 2025 ya no podrá haber en el país: bolsas de punto de pago utilizadas para embalar, cargar o transportar paquetes y mercancías, bolsas utilizadas para embalar periódicos, revistas, publicidad y facturas, rollos de bolsas vacías en superficies comerciales para embalar, cargar o transportar paquetes y mercancías o llevar alimentos a granel, envases o empaques, recipientes y bolsas para contener líquidos no preenvasados, mezcladores y pitillos para bebidas, entre otros.

Para que el proyecto sea ley ya solo falta que pase a conciliación en el Senado y así, ser sancionado por el presidente de la República.

En total son 14 los productos plásticos de un solo uso que se prohibirán en el territorio nacional. Si quieres conocer a detalle cuáles son, puedes visitar la página web del proyecto.

Cabe mencionar que tienen excepción todos los plásticos de un solo uso que sean utilizados para implementos médicos, envasar químicos riesgosos o alimentos de origen animal. Además, el proyecto indica que el Gobierno Nacional deberá redactar un Plan de Adaptación Laboral para que trabajadores y productores de la industria puedan hacer una transición justa hacia nuevas alternativas de empleo.

El representante Juan Carlos Losada, ponente del proyecto, celebró en sus redes sociales la decisión del cuerpo legislativo afirmando que: “esta ley es un avance histórico en favor de las fuentes hídricas y del mar, en contra de la contaminación plástica, a favor de la generación de conciencia de los empresarios y los consumidores del país”. Además, recalcó que esta es una de las leyes más importantes para el país con respecto al medio ambiente.

Por su parte, la senadora Maritza Martínez, también ponente del proyecto, sostuvo en el debate que: “no se están prohibiendo todos los plásticos de un solo uso en este proyecto, solamente aquellos que presentan mayores inconvenientes en su disposición final, su uso es innecesario o el costo ambiental es demasiado alto”.

Según datos de Greenpeace, Colombia tiene un consumo anual de plásticos de 1.250.000 toneladas y los de un solo uso corresponden al 56% de esta cifra. Además, de los 12 millones de toneladas de residuos sólidos al año solo se recicla el 12%, el resto termina en rellenos sanitarios o en nuestros ecosistemas.

Pero esta nueva ley no tendrá efectos únicamente frente al manejo inadecuado de residuos. También es un paso fundamental para reducir las emisiones de carbono del país y alcanzar las metas de descarbonización.

Más del 90% de los plásticos del mundo se producen a partir de combustibles fósiles, el mayor responsable de emisiones de CO2 a nuestra atmósfera. Además, su producción representa casi el 6% del consumo de gasolina mundial, cifra similar a la del sector de la aviación.

Para lograr el objetivo de cero emisiones netas de carbono para el 2050 necesitamos de todas las acciones que nos ayuden a reemplazar el uso de combustibles fósiles por fuentes más limpias o que eliminen aquellos productos con altos niveles de contaminación.

La ley que elimina por completo los plásticos de un solo uso es un gran paso para reducir las emisiones, pero no debemos olvidar que nuestras acciones también son fundamentales para construir un futuro sostenible.

Dejando de utilizar el transporte impulsado por combustibles fósiles, evitando comprar ropa con productos derivados del petróleo como el poliéster o consumiendo productos locales tú también puedes ayudar a reducir nuestras emisiones de carbono.

Desde el proyecto Camino Hacia Carbono Neutral, financiado por UK Pact y liderado por las organizaciones OpEPA y Climate Reality América Latina en alianza con la Procuraduría General de la Nación, se busca construir lazos y así conectar a las instituciones y a la sociedad civil con alternativas y soluciones frente a la crisis climática.

Durante su gestión, el proyecto ha participado activamente para entablar conversaciones con gobernantes, ciudadanía, sector privado y periodistas, con el objetivo de brindarles herramientas que permitan incluir la descarbonización como parte de los planes y narrativas adelantadas, y así construir comunidades resilientes a la crisis.

Si deseas conocer más sobre el proyecto y las alternativas que puedes tomar frente al cambio climático y la preservación del medio ambiente, ingresa a nuestro sitio web y explora las acciones que cuentan con un alto potencial de éxito en la mitigación de la crisis.

¡Conócenos!

Y no olvides seguirnos en nuestros perfiles de Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn y YouTube, para mantenerte al tanto de todo lo que ocurre en Colombia y el mundo en torno a la descarbonización.